CETONAS EXÓGENAS HSN

cetonas exogenas hsn

Cetonas exógenas HSN o Keto BHB HSN, con aporte de minerales esenciales. Recomendamos leer el texto para descubrir otras versiones que además contienen cafeína o aminoácidos esenciales.

  • Sales de BHB, el principal cuerpo cetónico en la sangre.
  • Eleva la concentración de cuerpos cetónicos aunque se siga una dieta alta en carbohidratos.
  • Es una herramienta útil; como toda herramienta, hay que saber utilizarla. Los milagros no existen.
  • Fuente altamente biodisponible de electrolitos. En este caso, Magnesio, Sodio y Calcio.
  • Algunas versiones contienen cafeína o aminoácidos esenciales. Informamos en el texto.
  • Nosotros consumimos cetonas exógenas HSN casi a diario; bien para mejorar la concentración o el rendimiento físico; bien para un sueño reparador (la variante con aminoácidos esenciales). El Magnesio que contiene, ayuda en todas estas funciones.

El ser humano evolucionó bajo las condiciones de una dieta cetogénica

El término dieta viene del griego y significa régimen de vida. No solo tiene que ver con la alimentación, sino con hábitos y estilo de vida.

Nos gustaría dejar claro un hecho. Es importante que se sepa. Está demostrado por la literatura científica y por las personas que alguna vez hemos medido cuerpos cetónicos mediante un aparato casero a los bebés:

Desde el primer día de vida hasta el último de lactancia exclusiva, un ser humano está en cetosis (ref 1).

Este estado metabólico caracterizado por una producción acelerada de cuerpos cetónicos, puede ser profundo, moderado o leve.

En el libro Fetal and neonatal physiology (Fisiología fetal y neonatal en español) de Richard A. Polin et al., podemos encontrar el siguiente gráfico:

cetosis

De esta tabla podemos sacar varias conclusiones

  • Lo que llaman normal diet, es decir, la aberrante pirámide alimenticia alta en carbohidratos modernos, es el único estado no cetogénico del humano (y de la rata).
  • La última fila es un estado patológico. Solo y exclusivamente se puede producir en personas con diabetes tipo 1 no diagnosticada y, por tanto, no tratada. Y siempre, en el 100% de los casos, se acompaña de niveles de glucosa extremadamente elevados en sangre.
  • Hablaremos de la hipoglucemia. Los valores de la tabla 1,5-5 mmol/L son típicos de diabéticos con hipoglucemia, más que de personas con episodios esporádicos debidos a una dieta alta en carbohidratos.
  • El resto de los estados son naturales en nuestra especie. Desde la dieta alta en grasas, típica del ser humano durante toda su evolución, al neonato (es importante aclarar que estos datos están extraídos bajo dieta moderna, en la que la madre no está en cetosis nutricional. Si lo estuviera, esta concentración de cuerpos cetónicos en el neonato que muestra la tabla, sería superior); pasando por el ayuno o el ejercicio que, como se puede comprobar, es altamente cetogénico.
  • Las embarazadas, y podemos sospechar que no se tuvieron en cuenta nada más que mujeres que siguen lo que ellos llaman dieta normal, no-cetogénica, también están en cetosis acelerada en la última parte de su embarazo. ¿Por qué?:

Es una cuestión de supervivencia:

Los cuerpos cetónicos son absolutamente esenciales para el correcto desarrollo del feto; evolutivamente, no podemos permitirnos el lujo de suprimir estas moléculas ancestrales en ciertas etapas de la vida.

 

“El feto necesita, así como el recién nacido y el infante, cuerpos cetónicos para el correcto desarrollo de los lípidos del cerebro (órgano que es 60% grasa)” — Dr. Stephen Cunnane

 

Y es por eso que, las embarazadas, aunque coman una dieta muy alta en carbohidratos, presentan un estado metabólico cetogénico “no negociable” en la última etapa del embarazo. Aunque su antojo sean los dulces.

Hablaremos en una entrada de blog dedicada sobre la cetosis del lactante. Aunque la leche materna contenga muchos azúcares (lactosa), en el lactante predomina el metabolismo cetogénico. Sea leche materna o de fórmula. Está en la literatura científica.

La cetosis es un estado no negociable

Cuando el cerebro se encuentra en su período de mayor crecimiento, y cuando la fuente de alimento es aquella natural a la evolución humana (lactancia), el metabolismo confía en los cuerpos cetónicos.

Dejamos una reflexión:

¿Por qué introducir los carbohidratos modernos cuando se quiere poner fin al periodo de lactancia y suprimir para siempre una producción evolutiva de cuerpos cetónicos? ¿No será mejor basar siempre la alimentación humana en proteína animal, grasa animal y carbohidratos evolutivos?

Los hábitos insalubres no son cetogénicos

El estilo de vida moderno inhibe drásticamente la vía metabólica por la cual se producen los cuerpos cetónicos. Esto es, la cetogénesis:

  • Las dietas altas en carbohidratos modernos.
  • El comer cada poco.
  • El estrés.
  • La exposición a la luz artificial.
  • Evitar el Sol.
  • Malas rutinas de sueño (dormir de día y vivir de noche).
  • El sedentarismo…

No es casualidad, estos malos hábitos inhiben la cetogénesis. Y tampoco lo es que los contrarios, saludables, la promuevan.

Readaptarnos a un estilo de vida a favor de nuestro diseño, acorde a la manera en la que nuestra especie evolucionó, resulta fundamental. Sin embargo, un cambio de tal magnitud a todos los niveles requiere tiempo. Toda ayuda es poca. Reancestralizarse no significa volver a la época de la caverna, sino aprovechar la tecnología moderna que respeta el diseño humano. Porque tenemos un diseño. Aquí es donde entran en juego las mal llamadas cetonas exógenas, cuyo nombre correcto sería cuerpos cetónicos exógenos  (seguiremos usando el término más conocido por no confundir a quienes se acaban de iniciar en la materia).

¿Qué son las Cetonas Exógenas?

Los cuerpos cetónicos son tres:

  • El ácido acetoacético o acetoacetato.
  • El ácido betahidroxibutírico (BHB), o ß-hidroxibutirato.
  • La acetona.

Son unos compuestos orgánicos que el cuerpo, de manera endógena, produce continuamente. Pero es en condiciones de ayuno, de restricción de carbohidratos (lo cual se conoce por alimentación cetogénica) y de ejercicio prolongado y/o intenso cuando sus niveles aumentan considerablemente. Popularmente, pero de manera poco precisa, se les conoce con el nombre de cetonas.

Las cetonas exógenas (que no son sintetizadas por nuestro hígado), tomadas a modo de suplemento (normalmente BHB), se presentan como una nueva manera de elevar los niveles en sangre de los cuerpos cetónicos, independientemente de la cantidad de hidratos que se ingieran o del glucógeno almacenado en el hígado.

¿Qué ventajas obtendríamos al incorporarlas en nuestra alimentación?

Las cetonas exógenas no solo son adecuadas para aquellos que siguen una dieta cetogénica. Y es que pueden ser utilizadas para inducir la cetosis terapéutica y manejar así enfermedades metabólicas que se benefician de este estado. También son útiles en atletas que quieran mejorar su rendimiento sin seguir una dieta cetogénica. O en aquellos que simplemente requieran el impulso energético o la concentración mental que estos metabolitos proporcionan.

Las sales de BHB son la forma más común de suplemento. En ellas, el cuerpo cetónico viene unido a ciertos minerales, como Mg (magnesio), Na (sodio), Ca (Calcio) o K (Potasio). Para todas las aplicaciones, el consumo de estos electrolitos, minerales absolutamente esenciales para la vida, presenta grandes ventajas. Las sales de BHB, por tanto, suponen además un excelente aporte de estos elementos de la tabla periódica. Con una gran biodisponibilidad.

Ayudan a prevenir la ceto-gripe (keto-flu en inglés) y permiten una transición suave a la cetosis

Los síntomas asociados con la ceto-gripe son a menudo síntomas de desequilibrios electrolíticos que pueden ocurrir cuando reducimos drásticamente los carbohidratos dietéticos. Fatiga, mareos, disminución del rendimiento físico, sed, boca seca… El consumo de sales de cetonas exógenas que proporcionan una fórmula electrolítica equilibrada, puede ayudar a prevenir estos efectos secundarios, al tiempo que aumenta los niveles de energía y de concentración en las etapas iniciales de la cetosis. La ceto-gripe hace pensar a muchos que la culpa la tiene la “nueva dieta”. No es así. Tiene su explicación en un metabolismo desajustado fruto de años de malos hábitos.

Previene la deshidratación

Cuando se comienza una dieta cetogénica, es más fácil deshidratarse. Una de las funciones de la insulina es señalizar la retención de sodio en los riñones. Con la eliminación o la restricción de los carbohidratos modernos, los niveles de insulina caen a aquellos más acordes con nuestro diseño. En este proceso, uno orina más y elimina demasiados minerales. A menudo, las sales de cetonas se entregan como una bebida, lo que no solo ayuda a aumentar el consumo diario de agua, sino que proporciona electrolitos que son clave para una hidratación adecuada. Por tanto, podrían suponer una herramienta útil, no solo a aquellas personas que se inician en una dieta cetogénica evolutiva, sino a aquellos atletas que buscan mejorar el rendimiento.

Promueve una mejor función muscular y nerviosa

Como ya se mencionó, los electrolitos son esenciales para una función muscular y nerviosa adecuada. Primero, los nervios señalizan a las células musculares que se contraigan, y ambos dependen de los electrolitos para funcionar correctamente. De esta manera, las sales de cetonas exógenas suministran energía al músculo esquelético y proporcionan los electrolitos necesarios para la contracción muscular. Esto puede ser particularmente beneficioso para los atletas y aquellos que usan la elevación de los cuerpos cetónicos en sangre como terapia para trastornos neuromusculares.

Ayuda a prevenir los calambres musculares

Ls calambres musculares a menudo indican deshidratación y/o disminución de las concentraciones de sodio, potasio, magnesio y/o calcio (es decir, desequilibrios electrolíticos). No es sorprendente que la suplementación con electrolitos pueda ayudar a prevenir estos síntomas, especialmente durante la readaptación.

¿Cómo elegir un buen suplemento de cetonas exógenas?

El principal cuerpo cetónico que produce nuestro hígado es el ß-hidroxibutirato (BHB) el cual suelen incorporar la mayor parte de suplementos de cetonas exógenas existentes.

El tipo, la concentración, el sabor y la transparencia de la compañía con los ingredientes y los procesos son cuestiones importantes a tener en cuenta.

Existen cetonas exógenas en forma de sales y en forma de ésteres. A pesar de que los ésteres de cetonas aumentan los niveles de cuerpos cetónicos en sangre a concentraciones mucho mayores que las sales, estas últimas están más disponibles, son más económicas y saben mucho mejor.

La concentración de BHB es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir el suplemento ya que una mayor concentración implicará una mayor elevación en la sangre.

La transparencia con los ingredientes evitará que se estén utilizando rellenos o aglutinantes adicionales que enmascaren la verdadera concentración del ingrediente activo (BHB).

Cuándo y cómo las usamos

Aunque es perfectamente efectivo tomarlas antes del ejercicio, preferimos hacerlo después del entrenamiento de pesas en ayunas:

Una dosis de 14 g mezclada con 300 ml de agua con gas + creatina (+ ácido ascórbico de manera esporádica).

Es la mejor manera que encontramos para recuperarnos del esfuerzo y de reponer también de esta forma los electrolitos perdidos.

Nosotros utilizamos las cetonas exógenas HSN, por su precio e ingredientes. Incorporan una buena cantidad biodisponible de Mg, Na y Ca. Con un aparato en nuestra posesión, el Keto-Mojo, hemos comprobado que no solo aumentan los niveles de cuerpos cetónicos en sangre, sino que además, también bajan la glucosa. Doble victoria en el camino hacia nuestra meta.

A continuación os facilitamos la información nutricional, en donde se puede ver el contenido de BHB + el de los minerales:

Cetonas Exógenas HSN con aminoácidos esenciales

En ocasiones utilizamos esta variante que contiene aminoácidos esenciales, especialmente útil antes de irnos a la cama a dormir. Los aminoácidos no solo sirven para realizar la síntesis proteica; muchos son necesarios para otras funciones activas durante la noche, mientras descansamos (así como el Mg).

Cetonas Exógenas HSN con cafeína

Y también esta otra versión con cafeína.

Keto-Mojo

Utilizamos el medidor de cuerpos cetónicos y glucosa en sangre, Keto-mojo. Puedes comprarlo aquí con un descuento importante (15%) a la hora de pagar. Tienes diferentes packs para elegir con sus tiras reactivas de glucosa y cetonas; también con las lancetas y el bolígrafo para el pinchacito en el dedo (no duele absolutamente nada). Para los iniciados, recomendamos el pack GKI-Bluetooth Blood Glucose & Ketone Meter Kit – PROMO BUNDLE (mg/dL)’.

Como hemos dicho antes, las cetonas exógenas HSN son excelentes, además, para disminuir los niveles de glucosa. Medirse constantemente no es necesario, pero sí nos da información sobre muchas cosas de nuestro metabolismo. Entre ellas, nos da la posibilidad de elegir el mejor momento del día para consumir las cetonas exógenas HSN. ¿Antes o después del ejercicio? ¿Cuándo tengo los niveles de glucosa más elevados a lo largo del día? ¿Y los de cuerpos cetónicos?

También nos da información a cerca de cómo actúa este suplemento en nosotros mismos, ya que la respuesta depende de cada persona.

Con este sencillo aparato, uno puede resolver todas estas dudas.

Productos relacionados

24 comentarios

  1. Hola!! veo en la tienda de las cetonas exógenas HSN, que las mismas tienen sucralosa en su elaboración, pero no indica la cantidad de carbohidratos que aporta… tienes esa información por favor? Adicionalmente, para quienes tenemos dificultad para adquirir productos en Europa, qué marcas de cetonas exógenas podrías recomendar que esten disponibles en Amazon USA por favor? Muchas gracias!

    • Hola Mayra. Efectivamente, el edulcorante utilizado es la sucralosa. No es absorbido por el organismo, con lo cual, estas cetonas exógenas no tienen carbohidratos. De hecho, en nuestras pruebas con un medidor de glucosa/cetonas keto-mojo, hemos comprobado que en los 15-30 min posteriores a su ingesta, elevan considerablemente las cetonas en sangre, así como bajan la glucosa en 10-15 mg/dl. Esto en nosotros. Otras personas pueden reaccionar de manera diferente. Hay mucha controversia en torno a los edulcorantes. Yo mismo reacciono muy mal ante algunos de ellos, especialmente el maltitol, que me sienta fatal. Sin embargo, la sucralosa, a los creadores de esta página, familia y amigos, nos sienta completamente indiferente. Estos suplementos saben realmente mal si no llevan edulcorante, y por eso las compañías no se quieren arriesgar. Yo preferiría que no llevaran nada, aunque supieran fatal. Estoy seguro de que, con el tiempo, irán apareciendo. En USA es mucho más sencillo. Hay muchas más variedades de todo. Yo tengo en mi casa KetoForce, de KetoSports. También tuve KetoCana de esta misma marca. Si no te gusta que lleve edulcorantes, KetoForce es increíble (sabe muy mal). Viene con Na y K (no trae magnesio como las de HSN, pero viene sin Ca y con K, por eso las tengo, cuando quiero introducir K y no tanto Ca). También cuesta mucho más dinero que estas de HSN. Hoy por hoy, las que nombramos aquí no tienen rival en utilidad/precio. Espero haberte ayudado. Puedes preguntar lo que quieras. Aquí estamos.

      • Buenas Carlos! Una pregunta: ¿Qué hacer si provocan malestar gastrointestinal (diarrea)? Es adaptativo? Cuando es mejor y cómo tomarlas para no tener este efecto? Gracias por el trabajo!

        • Es posible que las primeras veces produzcan diarrea y similares. Nos ha pasado y lo hemos solucionado tomándolas muy despacio, en el transcurso de 30 minutos. A pequeños sorbos. Ahora ya podemos hacerlo de golpe y todo perfecto. Por tanto, suponemos que la adaptación es también un factor importante. También creemos que nos ayudó en un principio, el tomarla con glutamina. La glutamina la compramos en nutrisano.es. Con el código CARLOS, tienes un descuento. La glutamina es uno de los 20 aminoácidos de la proteína y sirve para fortalecer la barrera intestinal, entre otras múltiples funciones. Un saludo, Jesús. Gracias a ti por el comentario.

    • Muy buenas, en el propio artículo de las cetonas exógenas, comentamos nuestra opinión acerca de la sucralosa. A nosotros no nos hace mal. Creemos que a veces nos focalizamos en lo que no es importante, como los edulcorantes. Es lógico, ya que la industria nos ha destruido el buen hábito de comer. Lo importante es la salud mitocondrial, estar al Sol, sintetizar cuerpos cetónicos periódicamente, estar en la Naturaleza, pisar la Tierra… Sí es cierto que ciertos edulcorantes particularmente me sientan mal. Especialmente, los que suelen venir en los chocolates, como el maltitol. Pero no sé si es exactamente el edulcorante o el producto. Con las cetonas exógenas nos está yendo de maravilla. Muchas gracias por preguntar Pablo. Ya vi que habías solucionado la duda, pero lo repetimos igualmente 🙂

    • Muy buenas Regina. Los cuerpos cetónicos ayudan a crear masa muscular, sin duda alguna. Está en la literatura y la expondremos aquí toda. Son el “combustible” más efectivo, generando la mayor cantidad de ATP con el menor oxígeno necesario.

  2. Buenos días

    Ante todo felicidades por ese libro tan instructivo, espero con ansia que saquéis uno sobre la dieta carnívora. Mi pregunta es sencilla que aceite MCT me recomiendas que no sea el que usas tú ya que Amazon no reparte ese aceite en Canarias.
    Gracias por tu tiempo y tu respuesta

    • Cualquiera que tenga solo C10 y C8, venga especificado en los ingredientes y sea el más barato. Mira bien si son 500 ml o 1 L, porque muchos piensan que es la misma cantidad a veces y valen lo mismo. Estamos a punto de hablar en otro artículo sobre el que contiene C8 exclusivamente, que también es una excelente opción en algunos casos. Busca en la web de HSN en la sección “keto”. Ahí tienen cosas interesantes. También las pondremos en la tienda. Muchas gracias por tu comentario Natalia.

  3. ¡Buenas Carlos y Ricardo!

    He aterrizado en este post, desde la publicación de hace tiempo en instagram, respecto a las cetonas exógenas. He leído ambos ( insta y post) y aún y con esto, sigo pensando que para población en general, ( repito, población en general), no es necesario…

    No hablo de personas con cáncer, ni de personas con problema neuronal o que necesiten estar en cetosis continua para proteger el cerebro.

    ¿Es realmente tan beneficioso como para asumir el gasto? Quiero decir, si llevas una alimentación cetogénica, con productos de calidad ( carne de calidad, a veces de pasto), mantequilla de vacas alimentadas de pasto, agua filtrada, aceite de coco, Tomas magnesio de calidad , potasio, sal marina, etc… Practicas ejercicio moderado ( no de élite que entiendo que ahí también serían beneficiosas).

    ¿No sería suficiente con el MCT?

    Lo digo porque me reconozco como una de esas “bloggers” que comentas, que han tachado las cetonas exógenas, ( salvando lo anterior: problemas neuronales, deporte élite, etc…) más bien como timo… No soy bioquímica. Soy gran lectora y dietista.

    Me encantaría que me quedara claro para poder rectificar o matizar el artículo.

    ¡¡Muchas gracias!!!

    • ¡Hola Raquel! No debería haber ninguna polémica aquí. Me refiero, lo importante, en mi opinión, es tomar el Sol, estar enchufado a la Naturaleza, comer bien, huir de la luz artificial y estar tranquilo. Los cuerpos cetónicos exógenos son una herramienta para quien le apetezca experimentar y que puede ser útil en ciertos momentos para ciertas personas. En nuestro caso, las disfrutamos después de entrenar y hay veces que nos olvidamos de ellas durante alguna temporada. En absoluto creemos que son necesarias para nadie. Como decimos siempre, enfocarse en las cosas que no importan no es nada efectivo.

      Eso sí, conocemos a varias personas con diabetes, por ejemplo, que tras una toma de estas que ponemos aquí, los niveles de glucemia bajan enormemente y se sitúan dentro del rango normal a la par que suben los cuerpos cetónicos. Esto las convierte, como decía, en una excelente herramienta para muchos: fuente de energía alternativa, con la habilidad de dar un respiro a la hiperglucemia.

      Pero lo mejor, es que cada uno lo compruebe por sí mismo y nunca nos haga caso de nada. Ni a nosotros ni a nadie 🙂

      Muchas gracias por comentar y un fuerte abrazo.

  4. Al contrario, las gracias a vosotros por vuestra GRAN aportación de luz a esta oscuridad en la que estamos inmersos. Deseando, y espero no equivocarme, de leer tu ( vuestro) próximo libro… ¡¡Saludos!!

  5. Hola tengo varias dudas cuando nos suplementamls con sodio en este caso no habría que también suplemtarse con selenio? Y otra cosa recomiendas tomar suplementos de minerales y vitaminas. Leí ya en varios sitios que por ej el zinc tiene que ir separado de los demás complementos minerales. Y tb última pregunta con dieta cetogenica como indicas tb se pierde potasio. Pero puede ser peligros suplemtarse con potasio. Que tomar entonces y en qué cantidad. Esto de los minerales y vitaminas es complicado jeje

    • Hola Iván. Como sabes, los suplementos sirven para paliar las deficiencias del mundo moderno. A nuestros ancestros les bastaba con la luz del Sol y la alimentación. Si nosotros podemos recrear sus condiciones, perfecto. De lo contrario, algunos suplementos pueden ser de gran ayuda. El agua de mar, en este caso, en forma de suplemento, sería nuestro preferido en cuanto a minerales, a parte de la sal de las comidas. No nos gusta suplementar con potasio o con magnesio. Simplemente plasma de agua de mar. Contiene los minerales que necesitamos, en la proporción perfecta.

      En dieta cetogénica no se pierde potasio. Es la adaptación tras años de malos hábitos la que puede provocar algún desbalance. Pero la alimentación original de la especie humana, que siempre fue cetogénica la mayor parte del tiempo, es la indicada para tener un buen aporte mineral.

      Gracias por comentar 🙂

  6. Hola Carlos hace un año me diagnosticaron enfermedad de lyme y también enfermedad de meniere mi vida es un infierno. Tenía mareas y niebla mental todos los días desde que tomo las cetonas se han ido puedo hacer vida normal es una pasada sabrías el motivo de xq se fueron con esto yo ya llevaba meses con dieta cetogenica y me seguían los mareos y niebla mental y ver mal y borroso. Me comentabas en un comentario que lo tomas por temporadas que no hace falta tomarlo seguido parece que en mi emfermedad van muy muy bien. En ese caso podría tomarlo indefinido ?

    • No veo por qué no, ya que es un suplemento seguro. Los cuerpos cetónicos confieren un mayor potencial de reducción a las células y por tanto hacen más trabajo en su presencia. Lo dice la literatura científica. Quizás por eso hayas sido capaz de eliminar los patógenos causantes del Lyme. Si te funciona, adelante. Pero ya sabes que no es consejo médico 😉

  7. Hola Carlos. Muchas gracias por el artículo. Durante mis 16h-18h de ayuno intermitente, ya me bebo un litro y medio de agua con 3gr de electrolitos de HSN. Luego me estoy echando bastante sal marina en comida y cena. ¿No sería ya excesivo meter esta cantidad de sodio adicional de 1gr que llevan las cetonas exogenas? En su día, por daños colaterales de una colitis ulcerosa, creo que tuve la tiroides un poco desajustada tendiendo a hipertiroidismo, y si comía algas todos los días me daban ansiedad. Tengo un poco de respecto a pasarme con la sal o el yodo. Gracias de antemano.

    • Buenas Dani. Realmente yo no tomaría más electrolitos. Tomo las cetonas exógenas de cuando en cuando, por temporadas (ahora mismo estoy entrenando duro y usándolas). Para los electrolitos consumo agua de mar (mi absoluta favorita en este tema). En mi caso, debido a la carga de entrenamiento y trabajo en la montaña (estamos haciendo unas cabañas), lo considero una toma óptima para mí. Debes valorar tu ingesta en función de tu estilo de vida. No es necesario tomar cetonas exógenas para ser saludable. Es una herramienta sin más.

      Muchas gracias por comentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario